Tanto los gobiernos nacionales como la Unión Europea adjudican un gran número de ayudas e incentivos para la inversión.

Cada año, solo la UE asigna ayudas y subvenciones por valor de más de 375 millones de euros.

En la actualidad existen más de 20.000 programas en la Unión Europea, por lo que la necesidad de especialistas externos para guiarte a través de este laberinto es claramente imprescindible.

Aunque el futuro competitivo y sostenible de Europa depende de muchos factores, caben destacar las nuevas tecnologías (de medioambiente), los Partenariados Público-Privados y la necesidad de tener a más gente en trabajos fundamentados en el conocimiento. Estos dependen muchas veces de iniciativas apoyadas por los gobiernos a través de ayudas y subvenciones.

Existen cuatro tipos de financiación pública externa:

  • Ayudas; en este caso la financiación se consolida antes del lanzamiento del proyecto.
  • Créditos blandos; en este caso se consolidan préstamos para proyectos, que los bancos son reacios a financiar.
  • Incentivos fiscales; que ofrecen ayudas financieras para programas punteros en I+D o en capital que contribuyan a lograr la estrategia de los gobiernos nacionales o de la Unión Europea.
  • Adjudicaciones que reconocen retrospectivamente la calidad en la industria. Generalmente consisten en premios financieros y poseen como ventaja adicional el otorgar un gran prestigio para su empresa.

Se puede administrar cada tipo de ayuda a nivel regional, nacional o europeo.

Tanto si necesita una ayuda para una empresa pequeña como si busca una financiación europea mayor, debe de tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Asegurarse una financiación externa debe ser parte de la estrategia de su organización.
  • Encontrar la ayuda adecuada para sus proyectos es cada vez más difícil, lleva tiempo y es complicado.
  • La coordinación es a menudo crucial y se deben considerar las ayudas potenciales en las primeras fases.
  • La aprobación de la financiación atribuye reconocimiento de la calidad de su proyecto.

Una vez que la financiación externa forme parte de la estrategia de su empresa, podrá gozar de ventajas competitivas significativas y al mismo tiempo ayudar a construir una Europa más sostenible. Prueba de esta afirmación son nuestros clientes que se han beneficiado de forma considerable de ayudas de todo tipo.

Si cuenta con elementos orientados al futuro, como lo son la innovación o el rendimiento en manufactura, en sus programas, le podemos ayudar a obtener apoyo financiero adicional. Durante cerca de 20 años hemos ayudado a clientes para que consigan cientos de ayudas individuales, de entre 20.000 euros a 50 millones de euros. Además, le podemos ayudar a tomar mejores decisiones cuando se trata, por ejemplo, de elegir la mejor ubicación para un proyecto o la orientación tecnológica más adecuada o los mejores socios.